mié. Nov 20th, 2019

Lo que debe saber sobre la facturación electrónica

Tanto como el computador o el celular, la facturación electrónica está por convertirse en una herramienta necesaria en las empresas. La alternativa que consiste en reemplazar la factura física o en “papel” y que soporta transacciones de bienes y/o servicios, conservaría los mismos efectos legales con la diferencia de que absolutamente todos sus trámites ( expedición – almacenamiento) son realizados digitalmente.

La factura electrónica ha sido promovida como un excelente mecanismo, una maravilla que para el Estado permite controlar la evasión de impuestos y el contrabando y que en Colombia será obligatoria desde el 2019 para los responsables de IVA e impuesto al consumo. 

En el continente latino, uno de los casos más ejemplares es el de México que lleva una implementación de 14 años de experiencia, convirtiéndolo en el segundo lugar a nivel mundial en la generación de comprobantes fiscales con un promedio de 14 millones de facturas emitidas diariamente.

El no implementarla en los tiempos establecidos, trae consigo consecuencias que van desde el cierre del establecimiento “La no adopción de dichos controles luego de tres (3) meses de haber sido dispuestos por la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales o su violación dará lugar a la sanción de clausura del establecimiento en los términos del artículo 657 del E.T”  

Aunque a todas luces el proceso supone ahorrar costos y mejorar la agilidad de ciertos procesos dentro de la empresa, por otro lado para hacer la facturación electrónica una realidad se debe pagar a un proveedor de este servicio, lo cual termina en algunos casos siendo más costoso para la compañía.

¿Estarían las Pymes preparadas para este proceso? 

Como se dijo anteriormente el implementar la E-factura, supone contratar primero a un proveedor tecnológico certificado por la DIAN para realizar esta tarea, un costo que oscila entre $350 y $800 pesos que incluye producción, almacenamiento y envío de la factura. 

La revista Dinero a través de un artículo publicado en noviembre del 2017, realizó una aproximación de una cadena de costos que tenía en ese entonces una factura física, estos incluían: el valor del talonario, que suele venderse a razón de $360 por factura; más el costo de la impresión, estimado en $50, y el costo del despacho, que oscila entre $600 y $3.000, dependiendo del volumen. Conservarlos en archivos durante cinco años como exige la ley cuesta $5.000 por cada una, lo que supone un precio promedio de entre $6.000 y $7.000[1].

En el caso del sistema gratuito, esta plataforma ya contaba con 1271 usuarios a julio. 

Actualmente ya se han emitido 8,9 millones de facturas electrónicas, lo que corresponde según un estudio de la DIAN a $83 billones de pesos.

  • Las preguntas más frecuentes sobre la facturación electrónica, resueltas por el experto en tributaría: 

¿Cualquier empresa tecnológica, puede ser operador? 

No, este proveedor tecnológico debe primero estar autorizada por la DIAN para prestar los servicios de facturación electrónica.

Además de una factura física, ¿Qué otra particularidad debe tener la E-factura?

Debe incluir firma digital y un código único de factura electrónica. 

¿Al implementar este sistema, cambia la normativa de las facturas en Colombia?

No, las facturas electrónicas siguen teniendo la misma validez y la misma información de las facturas físicas como lo es que sean título valor. Es importante tener en cuenta que hace falta el Registro Electrónico de Factura electrónica (REFEL) el cual es el mecanismo de control para realizar operaciones como Facturing. 

Una vez se implemente este modelo de Facturación Electrónica, ¿Se dejarán de recibir facturas físicas?

No necesariamente, pues hay algunos contribuyentes que todavía no están obligados a facturar de esta manera, mientras tanto ambos sistemas convivirán en la empresa; aunque cabe resaltar que el plazo máximo para todos es hasta el 1 de enero. 



Fuente: [1]https://www.dinero.com/edicion-impresa/informe-especial/articulo/implementacion-de-la-factura-electronica-en-colombia/243934


Actualmente ya se han emitido 8,9 millones de facturas electrónicas, lo que corresponde según un estudio de la DIAN a $83 billones de pesos.

  • Las preguntas más frecuentes sobre la facturación electrónica, resueltas por el experto en tributaría: 

¿Cualquier empresa tecnológica, puede ser operador? 

No, este proveedor tecnológico debe primero estar autorizada por la DIAN para prestar los servicios de facturación electrónica.

Además de una factura física, ¿Qué otra particularidad debe tener la E-factura?

Debe incluir firma digital y un código único de factura electrónica. 

¿Al implementar este sistema, cambia la normativa de las facturas en Colombia?

No, las facturas electrónicas siguen teniendo la misma validez y la misma información de las facturas físicas como lo es que sean título valor. Es importante tener en cuenta que hace falta el Registro Electrónico de Factura electrónica (REFEL) el cual es el mecanismo de control para realizar operaciones como Facturing. 

Una vez se implemente este modelo de Facturación Electrónica, ¿Se dejarán de recibir facturas físicas?

No necesariamente, pues hay algunos contribuyentes que todavía no están obligados a facturar de esta manera, mientras tanto ambos sistemas convivirán en la empresa; aunque cabe resaltar que el plazo máximo para todos es hasta el 1 de enero.